El iPhone de Errejón, el estado y el tópico “cuñao”

Share
Hits: 511

.. luces, cámara, acción… resulta que debemos la existencia del IPhone al estado, de forma que Errejón cuando ve un IPhone, le viene a la mente el estado…  y resulta que Gutenberg es el padre de ‘Harry Potter’.  Esta élite tiene muy trabajada la narrativa para manipular a una sociedad que suele creer lo que les suena bien, sin verificar que punto hay de verdad en lo que dicen y sus consecuencias..!

Pero antes de entrar en esto, aclaremos que representa un IPhone y la marca Apple. Hoy un IPhone tiene similares prestaciones técnicas a otros productos de otras marcas, pero sin embargo pagas un precio mayor por comprar un producto Apple. Su poder para fijar un precio mayor para sus productos reside en el valor de su marca. Apple ha conseguido posicionar su marca en la mente de los consumidores por encima de la competencia, de forma que los usuarios están dispuestos a pagar más por un IPhone o una Tablet Apple. Esto es puro MARKETING. IPhone se ha convertido en producto que representa diseño,
diferenciación, estatus, llevar un iPhone es “guay”, pero aparte, un IPhone hoy no ofrece nada que no ofrezcan otros productos del mercado y pagas un sobreprecio de unos 400€ respecto a un producto similar.

Una vez aclarado esto, y volviendo al tema principal, hoy hay cierto sector de la sociedad que ama los productos Apple, imagen fiel del capitalismo más falso, el capitalismo del “postureo” y no el de valor añadido para la sociedad (el IPhone en sus inicios fue un producto innovador y revolucionó el mercado, cambió el mundo para siempre, con el paso del tiempo perdió su capacidad de innovación para convertirse en un producto de ostentación). Este sector de la población que gusta de ostentar los productos Apple en detrimento de similares características existentes en el mercado de menor precio, incluso nacionales que ahora está muy de moda el impulsar la industria nacional por el estado, que también hay productos fabricados por empresas españolas, no entendiendo porque el estado no regala móviles fabricados por empresas españolas a los diputados. A la vez manifiesta la incongruencia en su discurso con el mantra del “anticapitalismo salvaje neoliberal mercantilista explotador”, utilizando términos que ni entienden y a veces ni existen.

¿Pero qué hay de cierto en el discurso de Errejón?

Por un momento nos venimos arriba y se lo compramos, suena bien, seguramente hemos creído la narrativa y serán pocos los que se tomen la molestia de verificar si es cierto cada una de las cosas que nos ha contado, pero pensemos….

..Que dice Errejón que Internet es un proyecto que arranca con financiación pública del departamento de defensa, así como el GPS…

El departamento de defensa se refiere a gasto militar, tanto internet como el GPS surgió de proyectos de investigación durante la guerra fría para luchar contra la URSS, es decir, ¿Errejón nos anima a realizar más inversión militar y armamentística…?

…Que dice Errejón que la pantalla multitáctil se desarrolló en la Universidad de Delaware financiado por la Academia Nacional de ciencia…

La universidad de Delaware es una universidad privada donde la matricula mínima es de unos 14.000$, y Delaware precisamente es la capital empresarial de EEUU, por los altos incentivos fiscales, baja burocracia y facilidades jurídicas, siendo sede de las empresas más importantes del mundo.

La academia nacional de ciencia es privada y vive de la filantropía (donaciones de empresas y grandes fortunas).

Las pantallas ‘multitouch’ se atribuyen al apoyo que la National Science Foundation proporcionó a Elias y Westerman, pero previamente ya se había creado tecnología ‘multitouch’ en otras partes, como Bell Labs.

Peter Brody, en Westinghouse, recibió fondos para la investigación de la pantalla LCD, pero antes de esa intervención las pantallas LCD-TFT ya habían sido inventadas por Bernard J. Lechner, en la Radio Corporation of America, y su generalización industrial no tuvo que ver con las ayudas estatales (e, igualmente, EEUU no lidera hoy la producción mundial de estas pantallas, sino Japón y Corea), etc. En estos casos, pues, lo más probable es que estemos ante participaciones públicas redundantes.

..Que dice Errejón que las baterías de ion-litio lo inicia la investigación pública del departamento de energía. Las baterías de litio ya habían sido impulsadas por John G. Goodenough antes de que apostara por ellas el Departamento de Energía y más tarde fueron explotadas comercialmente por Sony (a día de hoy, EEUU no es líder mundial en baterías de litio, sino Japón y Corea).

Para que hoy cualquier producto no dependa de algo subvencionado por el estado tendríamos que remontarnos a la edad de piedra. Si en cualquier proceso de desarrollo usas las carreteras, aeropuertos, puertos, etc. para el transporte, agua o energía normalmente intervenida por el estado para el desarrollo de un producto, personal cualificado que estudio en universidades públicas, etc.. siempre tendrás un argumento para justificar que el estado intervino, el estado existe, pero no lo puso el sector privado, y eso no se puede eliminar.  Cualquier producto se apoyará en los recursos y tecnologías existentes, es absurdo obviar esto.

De cualquier forma, de los miles de tecnologías que puede encerrar un Iphone (muchas de ellas ajenas a Apple y que ellos tienen que adquirir a golpe de talonario) pagando por su uso. Microsoft copio de Apple, Apple copio de Xerox, y este es un proceso evolutivo para que la sociedad tenga cada vez mejores productos y más baratos.

De cualquier forma, bajo el razonamiento de Errejón, Venezuela, Cuba o Corea del Norte deberían ser potencias mundiales y estar a la vanguardia tecnológica.

Se olvida que el dinero público proviene del pago de impuestos por parte de empresas, y trabajo personal de autónomos y empleados, que en su mayoría procede de empresa privadas, aunque cada vez menos. Un estado no se puede sostener sin empresa privada, pues tendría ingresos. 

Pero en ultimo término, estaríamos hablando de un éxito del estado ESTAUNIDENSE, la cuna del capitalismo, supongo una aspiración de Mas Pais de que España sea USA.

La proeza de Apple fue visualizar la posibilidad de desarrollar un producto  aprovechando la tecnología y recursos existentes del momento y en el momento adecuado, un producto que cambió el mundo. Por ejemplo, la primera pantalla táctil se atribuye al año 1965, desde entonces fue usada para el desarrollo de muchas cosas, pero a pesar de existir mucho antes que los teléfonos móviles (1983), a nadie se le ocurrió incorporarla antes, y aun así, puede que de haberlo hecho, hubiera fracasado porque la sociedad o la tecnología no estaba preparada para ello.

Esto es mucho más complejo para el sector público porque es menos eficiente y carece de incentivo para ello. ¿Por qué el sector público es menos eficiente y carece de incentivo para ello? Es muy difícil un estado, normalmente dirigido por reducido número de personas que han desarrollado su vida profesional en la política y carentes de formación económica-financiera y técnica determine los mejores proyectos en los que invertir el dinero público. Con el amplio espectro tecnológico y de conocimiento existente, es imposible para un reducido grupo de personas atesorar los conocimientos para determinar el mejor destino de esas inversiones.

En la inversión privada también fallan, pero las posibilidades de éxito son mayores, dado que estas decisiones son tomadas por las personas con conocimientos específicos y formadas en los campos en los que invierten. A esto suma que son muchos los empresarios que participan en el mercado compitiendo, una vez uno detecta una oportunidad otros pueden mejorarlo, y solo los mejores sobreviven, asegurando el éxito del proyecto, aunque en el camino otros salen derrotados de la aventura. Digamos que son pequeños pasos, más seguros, y distribuidos, de forma que aunque bastantes se queden en el camino, las posibilidades de que alguno termine dando en el clavo son altas.

 

En el caso publico los presupuestos son mayores y en caso de fracaso el coste para los ciudadanos también lo es (que son quienes aportan este dinero con el pago de impuestos detrayéndolo de sus recursos para vivir). En el estado hay un incentivo para manejar mayores presupuestos, a la vez que abre la puerta al desvío de fondos con mayor facilidad a medida que el presupuesto se incrementa. El control de los fondos es menor en lo público, el dinero no es de los que lo gestionan, y es más fácil de desviar haciendo participes del botín a las personas adecuadas. Hay incentivo a incrementar lo público, a mayor presupuesto mayor posibilidad de destinar parte del presupuesto a
intereses personales y políticos, normalmente no alineados con los de la sociedad.

 La inversión privada es más eficiente, dosifica las inversiones y si hay progreso invierten más. Como dicen los americanos, hay “skin in the game”, es decir, se juegan la piel, se juegan su dinero y eso les duelelo que hace que pongan el 120% en lo que hacen por la cuenta que les trae.

En el caso público, el dinero no es de quienes lo gestionan ni se les pide ninguna responsabilidad por fallar, ni tienen incentivo por acertar, más allá de las próximas elecciones, donde este tipo de cosas quedan ocultas y si salen a la luz son años después, cuando ya no hay remedio. Como positivo en el caso del estado, se prima más el conocimiento que el lucro, lo que puede permitir llegar a objetivos, que en el caso privativo pueden ser descartados por priorización de recursos, claro está, es un poco falso este argumento, y se relaciona con la falta de dolor sobre los recursos, “no son de nadie” y no hay miedo a fallar.

En el caso privado las decisiones son tomadas por estrictos criterios técnicos con el objetivo de que el proyecto sea un éxito, rodeándose de los mejores recursos y personas posibles para el proyecto.

En el caso público, las decisiones se toman en base a otros criterios, donde pesan mucho los criterios políticos y de opinión pública, se mezclan otros intereses y las personas seleccionadas para llevarlo a cabo no suelen ser elegidas por méritos o capacidades, sino mas bien por decisiones políticas, favoritismos, nepotismo o pago de favores. A mayor presupuesto y dependencia del estado, mayores son los incentivos para potenciar este comportamiento. Este condimento coge mayor sentido si lo conectamos con la debilidad humana, los hombres no son robots ni ángeles, están tentados por los pecados capitales, no es que yo lo quiera, la naturaleza o quien sea le
hizo así
.

Hay hombres y mujeres virtuosos, nobles y justos, si…, pero no son la mayoría, y si lo condimentamos con el factor tiempo, incluso estos se ven tentados y muchos terminan pasando al otro bando. Es naturaleza humana y está demostrado por el transcurso de la historia.

Un estado donde no exista independencia de poderes siempre alimentará la corrupción. Es indispensable la independencia de los poderes públicos “ejecutivo, legislativo y judicial” para optar a la mejor sociedad, una justa, democrática y con igualdad de oportunidades, que limite la corrupción.

Errejón se basa en la tesis de Mazzucato (“el Estado fue imprescindible para que el iPhone surgiera”) es una tesis llena de errores y sesgo en los datos. Las tecnologías constituyentes del iPhone ya se venían investigando en paralelo por el sector privado. El Estado no fue necesario ni suficiente, esta tesis se desmonta en el estudio:

https://www.juandemariana.org/system/tdf/investigacion/20160803-mitos-y-realidades-estado-emprendedor.pdf?file=1&type=node&id=16502&force=
.

A día de hoy, la Administración pública estadounidense financia el 44,9% de la ciencia básica del país, mientras que el sector privado (empresas y fundaciones) sufraga el 41,7% (el otro 13,3% lo desarrollan universidades públicas y privadas). Por tanto, no es autoevidente que la ciencia básica subyacente al iPhone no pudiera haber sido generada por el sector privado sin concurso del público: para ello, habrá que analizar caso a caso cada una de las tecnologías implicadas.

Por su puesto que el estado tiene su función y es importante para una sociedad, hay servicios que considero deben estar bajo el paraguas público, al menos en parte por su importancia para la sociedad, dado que el sector privado tiene incentivos más lucrativos y menos alineados con los intereses sociales. Pero la mejor opción calidad-precio para una sociedad quizás sea un MIX de ambos, de forma que exista una permanente competencia y medición del servicio que se está prestando para mejorarlo (si no se puede medir no se puede mejorar, pasa a ser subjetivo), y de lugar a poder corregir-mejorar uno en base a otro, aprovechando lo mejor y buen hacer de cada uno de ellos, para obtener el bien común, 

Acerca de Nicolás Suárez

... mucho que aprender y no sé, si algo que contar ...
Esta entrada fue publicada en Economia, Marketing, Politica. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *