“Justicia” desestima la demanda del abogado “Manuel Pérez Peña” contra un cliente al que pedía más dinero tras haber pagado

Share
Hits: 636

El tribunal provincial de Sevilla ratifica la sentencia del tribunal de primera instancia Nº23 desestimando la demanda interpuesta por el letrado Manuel Perez Peña” de “Portero y Peña tus abogados” contra su cliente (este que escribe), al que demandó solicitando el pago de 20.240,13€ adicionales a los ya 10.000€ pagados previamente tal como habían acordado para rescindir de sus servicios ante la desesperación y desacuerdo con la gestión que este estaba realizando. Acudí al Sr. “Manuel Perez Peña” con la lógica desesperación de quien se ve inmerso en un proceso de divorcio para optar a la  “custodia” de su hijo. Podría escribir páginas y páginas sobre los mil y un disgustos sufridos durante todo ese tiempo que confié en este letrado, pero no es el objeto de este comentario, sería “traumático” sobre todo para mí. 

Llegué a un increíble nivel de frustración viendo como cada día mi proceso se complicaba más y más siguiendo los consejos de este letrado, que decidí poner fin a la relación profesional y buscar otra alternativa. A pesar de mi decepción con el trabajo que el letrado “Manuel Perez Peña” había realizado en mi caso, y lejos de ver luz al final del túnel, el Sr. “Manuel Perez Peña” me pide 10.000€ por los servicios prestados, lo cual acepté con tal de finalizar dicha relación profesional y buscar otra opción. Sopesé mucho empezar de nuevo y la complejidad para un nuevo letrado tomar un caso a medias, pero finalmente decidí sería mucho peor para mis intereses seguir trabajando con él tras lo ya conocido.

Una vez finalizado el pago acordado de los 10.000€, recibo una demanda por parte del letrado “Manuel Perez Peña” y procurador “Jose Manuel Claro Parra” solicitándome 20.240,13€ adicionales a los ya abonados, a pesar haber abonado íntegramente los 10.000€ acordados. Unos días más tardes, mi entidad me comunica el embargo de mis cuentas previamente a que ningún juez se pronunciara sobre la demanda, sin que se tuviera en cuenta mi presunción de inocencia…y es que así es la ley en mi país

Desde el año 2016 hasta la resolución del tribunal provincial, durante varios años,  he tenido mis cuentas embargadas, a pesar de que el tribunal de primera instancia Nº23 ya desestimó la demanda interpuesta inicialmente por el letrado, pero este recurrió y el proceso se ha dilatado hasta esa fecha cuando he recibido comunicación del tribunal provincial ratificando la decisión del juzgado del Nº23.

Tras varios años de malas experiencias con este letrado y esperando cualquier cosa, tuve la precaución de grabar la conversación con el letrado “Manuel Perez Peña” donde acordaba la cantidad que le debía abonarY gracias que lo hice…, porque el letrado faltó a su palabra, y negó que hubiera acordado nada conmigo. Después de varios años de experiencia, la verdad es que me esperaba cualquier cosa, gracias a la grabación pude demostrar que yo dije la verdad, y el mintió, de no haberlo hecho, hubiera tenido que abonar la cantidad que me demandaba sin poder objetar nada.

En un comentario años atrás ya expuse mi negativa experiencia con los servicios del “letrado” Manuel Perez Peña” que podéis leer en este artículo Posteriormente, en un nuevo articulo informaba que el “letrado” “Manuel Perez Peña” de “Portero y Peña Abogados” había sido condenado por negligencia profesional siendo condenado a sufragar los daños económicos ocasionados en la prestación de sus servicios, y asumir las costas procesales de la demanda interpuesta por mi madre en un caso que le confiamos, podéis leer dicho artículo íntegramente en este link.

Los comentarios de clientes en las redes sociales tampoco son positivos, parece que no soy el único que ha tenido una mala experiencia con este letrado y su despacho.

                            

El remate es que este señor se permitió la osadía de contestar a la reseña que puse en las redes sociales opinando sobre sus servicios, aportando información falsa y argumentando que el motivo de mis comentarios era que no quería pagar, a pesar de haberle abonado íntegramente la cantidad previamente acordada, pero sí que rechacé el chantaje para abonar el triple de lo que acordamos inicialmente.

También recibí una “cédula de citación” por parte del letrado, para asistir a una demanda de conciliación en los juzgados en la que se me amenazaba con la interposición de una querella criminal por delito de calumnia si no retiraba los comentarios en mi blog sobre sus servicios, chantaje al que no accedí.

En fín, esta es la historia, la lucha ha merecido la pena, pero no ha sido fácil. Me he tomado la molestia de dejarlo por escrito, para poner mi granito de arena y evitar que otros ciudadanos sufran casos similares, este mundo está lleno de impresentables, y si no te enfrentas a ellos, devoran todo lo que sale a su paso.

Aprovecho para denunciar el corporativismo existente en el sector de la abogacía, me resultó muy complicado encontrar un letrado que aceptara defenderme en el proceso, supongo similar al existente en otros gremios. He sido victima de este corporativismo, donde los abogados con frecuencia se oponen a defender a un ciudadano a pesar de tener pruebas más que evidentes de ser inocente si eres demandado por otro abogado.

Comparte si consideras conveniente para evitar  que otras personas se vean en situaciones similares, mañana podrías ser tú.

La próxima vez que sufras una injusticia, piensa que si te tomas la molestia de reclamar o luchar por hacer justicia, quizás evites que esto mismo le vuelva a suceder a otra persona…, o quizás…, mañana…, tu no tengas que sufrirlo porque otro se tomó la molestia de luchar por ello, si lo piensas, están ayudando a que este mundo sea más justo, muchas gracias por tomarte la molestia de llegar hasta aquí….

Acerca de Nicolás Suárez

... mucho que aprender y no sé, si algo que contar ...
Esta entrada fue publicada en Atención al cliente, Sociedad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *