La fabrica de salchicas

Share
Hits: 621

.. he tenido una conversación muy interesante hoy sobre como la educación apenas ha evolucionado en comparación con la evolución que ha sufrido la sociedad. Esto me ha
llevado a curiosear un poco más sobre ello. Mientras en algunos países se usa la educación para adoctrinar ideológicamente a la masa, quizas desde siempre para formar trabajadores en serie, y en otros paises desde pequeño intentan conocer tus habilidades para potenciarlas..

.. este vídeo me ha llevado a una reflexión muy curiosa, es cierto, en ningún sitio te enseñan a ser empresario, solo a ser trabajar para los demás, quizás porque no hagan falta los empresarios (ironía ON),  o quizás porque no quieren que lo seas.

Hasta ahora se necesitaban trabajadores, ahora ya en la nueva era de la robótica e inteligencia artificial quizás sobren trabajadores, ya no son necesarios (El video de arriba no tiene desperdicio hasta el último segundo, el de abajo tambien es muy interesante).

No nos enseñan a ser empresarios, esto se contrapone a la extendida opinión negativa en la sociedad sobre el empresarios como ser despreciables que se enriquecen a costa de los demás, quizás fué extendida esta idea por los verdaderos parásitos asentados en la clase política. Sé que está mal visto decir estas cosas, pero lo siento, nací así, soy políticamente incorrecto, y me cuesta no decir lo que pienso aún teniendo a la mayoría pensando lo contrario, o no queriéndose pronunciar sobre ciertos temas delicados. Lo cierto es que cuando rebato a la extendida masa de odiadores del empresario porque no se hacen ellos empresarios y así convertirse en héroes haciéndolo correctamente en base a sus principios, lo cual les daría el reconocimiento de ser modelo a seguir y sacar pecho diciendo.. ¿veis como se hace?.  Siempre terminan tirando balones fuera, siempre encuentran excusas banales  para salir del apuro, el más sincero termina reconociendo que no es fácil.

Pienso la realidad es que tenemos pánico a jugarnos nuestro dinero o pedir un préstamo para invertirlo en una aventura empresarial. Sin embargo es bastante habitual pedir un préstamo para celebrar una comunión, hacer un viaje o comprar un móvil o televisor nuevo. Algunos quizás no confiamos en nosotros mismos para exigirnos lo que le exigimos a otros, quizás reconocemos que lleva mucho más esfuerzo del que están dispuestos a realizar, y mucho miedo al fracaso, desde luego.  Hablamos de jornadas interminables sin principio ni fin, sin garantías de que termine saliendo bien y puedas incluso terminar peor que cuando lo iniciaste. En definitiva trasladar la responsabilidad a otro de crear los puestos de trabajo, pero estos tienen que ser a mi media, algo así como ir a la frutería y pagar el kilo de manzanas al frutero  al precio que yo crea.

Lo que sí es evidente es que la información se ha democratizado, es accesible a todo el mundo y es barata, eres dueño mas que nunca de tu destino, la educación tradicional cada vez cobra menos importancia, las oportunidades se hacen más dependientes de ti que de la suerte o posición social, aunque no vamos a negar que siempre necesitarás un soplo de suerte, tampoco esta se puede comprar. De las pocas conclusiones sobe la que todos estaremos de acuerdo, es que la única opción que te permitirá no tener que trabajar para otros, es ser empresario. Todo ello le resta argumentos al eterno mantra de que la culpa la tienen siempre los demás…

Acerca de Nicolás Suárez

... mucho que aprender y no sé, si algo que contar ...
Esta entrada fue publicada en Politica, Sociedad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La fabrica de salchicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *